La fiesta de las fiestas

¿Cuántas cosas le habrán escrito al mes de febrero y al veneno del Carnaval durante todo lo que lleva existiendo tal y como lo conocemos? ¿Y qué le puede decir un granito de arena a toda una playa? Poco así que, mejor ser breve.

Una pandillita me animó una vez a descubrir lo que hoy considero la fiesta de las fiestas, por excelencia, la que juega tan al libre albedrío que es capaz de reírse de la propia muerte y como soy un veleta, que está como una cabra me adentré cual invasor de plata en un mundo nuevo del que aún a día de hoy sigo descubriendo como mi primer día grandes cosas, soy alguien que no conoce mucho de esto, pero que progresa agobiadamente carnaval a carnaval para sólo seguir pasándolo tan bien como una sireníssima.

Falta organización institucional, un teatro-cine prometido pero relegado, más apoyo de la afición y peñas que le devuelvan la esencia de antaño. Menos mal que las agrupaciones y toda la gente que han empujado este año, han hecho que el Carnaval 2017 tenga un final satisfactorio.

Ahora toca que la sonrisa que ha tenido puesta Barbate durante toda esta semana hasta su cabalgata, se convierta en algo que perdure en la gente de nuestro maravilloso pueblo con trabajo y prosperidad y la gente del diario de la pachanga pregonasen un rubio y plateado futuro. Harto imposible lo vemos pero bueno, si el carnaval nos hace soñar de esa manera, pues soñemos sin dejar de hacer cada día.

Ainnnn. Si es que con Barbate, no puedo. De verdad, no puedo.

Viva el Carnaval y viva Barbate!!!

Soy sólo un niño que quiere jugar, y vivir, rodeado de un pinar, cerquita de la mar, soy, BARBATEÑO qué más se le puede pedir, lo justo para ser, FELIZ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por cada comentario que dejes aquí, menos incertidumbre habrá en nuestro "Mercado". Gracias! Juanjo.