La Normalización Social


En un mundo con procesos normalizados en todos los sitios donde vamos, ya sea por los estilos de vida, la forma de vestir, las comidas, o de sociedad, siempre existen rasgos que marcan la diferencia entre pueblos y que hacen que sean más interesantes o atractivos de visitar por ejemplo. Y eso es lo verdaderamente importante. Ese valor añadido que da esa diferencia.

 

Cuando me refiero a estilos es a lo que se supone que debemos hacer, procesos de normalización en comportamientos, en gustos, etc...:

 

De vida: Nacer, crecer, estudiar, trabajar, comprarnos una casa, tener una hipoteca, un coche, tener una pareja, hijos, morir. Si piensas que puedes saltarte alguno de esos pasos, te verán raro, si piensas que existe otra forma de vida, te verán como el agente externo a ese general proceso normalizado impuesto por la sociedad y por ello serás rechazado. Se llaman prejuicios, y son una consecuencia de la normalización a la que me refiero. Otro día hablaremos sobre ellos.

 

De vestir: Pasa lo mismo. Si vistes distinto a los demás, bien lo tienen que saber los góticos, punkies, hippies, raperos y demás o sólo por ponerte un gorro, camiseta o pantalón más anchos de la cuenta…

 

De comer: Ahí tenemos a nuestro Mc Donalds como el ejemplo más masivo. Normalización exigida por nuestro estilo de vida inmediato, de estrés y de necesidad de perder el menos tiempo posible en comer.

 

De sociedad: Que te mueras por el fútbol y no vale con que sólo te guste, además, debes pelearte con tus amigos si es necesario porque ellos son del Barça y tú del Madrid, que te mueras por las chicas y chicos de “mujeres hombres y viceversa”, que te guste vestir a la moda del momento, que te guste el cine americano de muchos efectos especiales y que te quejes de la crisis porque es culpa de otros mientras te crees todo lo que aparece en la caja tonta y aunque se ponga en blanco seguirías delante de ella como un bobo.

 

Esos son algunos ejemplos de normalización en la sociedad que estamos hoy en día y que si tú te has saltado, o aunque realices algunas pautas de comportamiento similares pero rechaces la idea de la imposición, tienes toda mi admiración.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por cada comentario que dejes aquí, menos incertidumbre habrá en nuestro "Mercado". Gracias! Juanjo.