Cómo entusiasmarse con algo

En cualquier época, aunque con más significado en las malas o en las de crisis como la actual es difícil entusiasmarse con las cosas, la gente que entra en un proyecto, que consigue trabajo, o que monta una empresa lo hacen por necesidad.


Esa necesidad hace que uno realice esas cosas sólo para cubrirla y aunque la necesidad y la época complicada son las que hacen que hagamos las cosas de ese modo, todo eso es parte casi de una imposición


Una imposición porque nadie dijo que no pudiéramos ilusionarnos con las cosas que hacemos, hoy en día las cosas son más difíciles porque nuestra mente está pensando sólo en "arreglar".


Los medios de comunicación y las conversaciones con nuestros semejantes tampoco ayudan, aunque vemos los medios que queremos, y hablamos de lo que queremos. Por ello si cambiamos nuestros medios de información y nuestras conversaciones podemos dar un primer paso en esa concepción del mal momento. Cambiar el rumbo, dar un giro por nosotros mismos.


Aunque se sea realista del mal momento, cosa que es absolutamente necesaria, no hace falta que continuamente estemos pensando en él y que los pensamientos de nuestro día a día aumenten el pesimismo y agranden el círculo vicioso en el que ésto se puede convertir, como decíamos en otro post, la entrada en la espiral del pesimismo es muy peligrosa.


Por el contrario... haciendo, con pasión, con amor, sin lamentarse y dándolo todo se pueden se deben hacer las cosas aunque exista un contexto adverso, aunque la necesidad sea un motor de actitud importante no debemos dejar que sea el fundamental. Que sea sólo una pieza más de nuestro engranaje.





Por cada comentario que dejes aquí, menos incertidumbre habrá en nuestro Mercado. Gracias !!! @juanjocesc

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por cada comentario que dejes aquí, menos incertidumbre habrá en nuestro "Mercado". Gracias! Juanjo.